Esguinces | Lesiones deportivas

Cómo curar un esguince

Ya hemos hablado en otro artículo sobre el esguince, una de las lesiones deportivas más comunes que podemos sufrir; de hecho, el 30% de las lesiones en deporte son esguinces de tobillo.

 

En ese artículo también os contamos cuáles son los síntomas, así como los diferentes tipos o grados de esguinces que existen y en qué partes del cuerpo se suelen localizar, pero en esta ocasión nos centraremos en cómo curar un esguince.

Fisioterapeuta eleva la pierna lesionada

Tratamientos para curar un esguince

¿Qué es un esguince?

Antes de comenzar a explicar cómo podemos ayudar a curar un esguince, vamos a recordar en qué consiste exactamente esta lesión.

Se trata de un desgarro o rotura de ligamentos, que son los tejidos o las fibras fuertes pero flexibles que unen las articulaciones y sostienen los huesos, normalmente causado por un movimiento brusco (torcedura) o un traumatismo.


Esta lesión se puede llegar a confundir con una distensión o tirón muscular, pero la diferencia es que el esguince se produce en la articulación, no en el músculo.

 

 

Prevención de la lesión

No existe mejor tratamiento que la prevención, así que aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a evitar un esguince durante la práctica deportiva:

  • Realizar un calentamiento y estiramiento adecuado antes del ejercicio físico.

  • Utilizar un equipamiento adecuado, como por ejemplo una talla correcta de calzado.

  • Mantener un peso saludable para disminuir el desgaste de las articulaciones.

  • No correr por superficies mojadas, resbaladizas o desniveladas para evitar tropiezos y resbalones.

  • Si realizas ejercicios de alto impacto, vendar las articulaciones con Sport Tape de DermaPlast®ACTIVE, que fija y estabiliza. Aprende cómo colocar el vendaje deportivo en este artículo.

Trataimiento de una rotura fibrilar

Si la lesión ya se ha producido y existe edema, se aprecia mucha inestabilidad en la articulación o se sospecha de gravedad, se recomienda acudir a un profesional que pueda realizar las pruebas diagnósticas necesarias para evaluar el estado del ligamento.

 

Pero si el dolor es leve y la inflamación escasa, se puede curar fácilmente siguiendo el método conocido como “RICE”, por sus siglas en inglés correspondientes a Rest (reposo), Ice (frío), Compression (compresión) y Elevation (elevación).

 

A continuación, te explicamos en qué consiste o cómo se aplica cada uno de estos tratamientos:

 

Reposo 

Aunque creas que el dolor no es tan intenso como para interrumpir la práctica deportiva, es necesario detener el movimiento de la zona lesionaday no seguir ejercitándola para permitir que descanse y se recupere correctamente hasta que las molestias desaparezcan.

 

 

Inmovilización

En el caso de que el esguince sea muy grave (grado 3), es posible que el tratamiento sea directamente la inmovilización de la zona para evitar futuras complicaciones.

 

Crioterapia

La crioterapia consiste en la aplicación de frío, que se recomienda durante las primeras 48-72 horas desde la lesión por su efecto analgésico y antiinflamatorio: reduce la inflamación y actúa sobre los receptores nerviosos del dolor, proporcionando un alivio rápido.

Para ello, debes aplicar frío de forma inmediata tras la lesión, por ejemplo con DermaPlast® ACTIVE INSTANT ICE, y después te recomendamos combinar la aplicación de frío por contacto con DermaPlast® ACTIVE HOT/COLD BAG y el masaje en la zona con frío a través de nuestro COOL GEL.

 

Elevación del miembro y zona afectada

Durante las primeras 48-72 horas, es recomendable elevar la extremidad lesionada por encima del nivel del corazón para ayudar a drenar y por lo tanto a reducir la inflamación.

 

Compresión ligera

En lesiones deportivas como los esguinces, los vendajes compresivos se emplean para limitar el movimiento de la articulación lesionada. Además, ejerce compresión sobre el posible futuro hematoma y el posterior edema.

Para realizar este tipo de vendaje compresivo, puedes utilizar SPORT TAPE de DermaPlast®ACTIVE.

 

Vendaje neuromuscular o kinesiotaping

Tras el uso del vendaje compresivo, se recomienda la aplicación de cintas kinesiológicas (vendaje neuromuscular), como KINESIOLOGY TAPE de DermaPlast® ACTIVE, que son vendas elásticas, transpirables y ligeras, que elevan la piel y permiten la movilidad natural del cuerpo, pero ofreciendo estabilidad articular, reduciendo la presión y mejorando la circulación sanguínea para eliminar los tejidos dañados y fomentar el proceso de recuperación.

 

Descubre aquí cómo realizar el kinesiotaping.

 


 

Estos productos cumplen con la legislación de productos sanitarios.