Prevención de contagios

Microbiota: los microbios beneficiosos para nuestro organismo


Se clasifican como microorganismos los seres vivos minúsculos que solo pueden verse a través del microscopio, la mayoría de los cuales están compuestos por una sola célula. Las bacterias y las levaduras son dos ejemplos bien conocidos de microorganismo, aunque este grupo abarca muchas más familias.


Los probióticos contienen microbios beneficiosos para nuestro organismo

Microbios beneficiosos: ¿cuáles son y qué hacen?

¿Cuáles son los microbios buenos para nuestro organismo?

Comúnmente a los microorganismos también se les conoce como microbios o gérmenes, aunque esta última palabra tiene una connotación negativa porque se utiliza sobre todo para los microbios que pueden producir enfermedades (patógenos).

No obstante, en realidad los microorganismos patógenos son una minúscula parte del total. Muchos otros tienen funciones medioambientales (descomponen la materia orgánica muerta) o, incluso, en nuestro propio organismo. Los microbios que conviven con nosotros en simbiosis y son beneficiosos para nuestro organismo se conocen con el nombre de microbiota.



Los microbios con funciones en el cuerpo humano, o microbiota, son muy diversos, pero algunos de los más conocidos
por sus características beneficiosas son los siguientes:

 

Lactobacilos

Los lactobacilos (género Lactobacillus) son un grupo de bacterias en forma de barra o vara que se encuentra en nuestro intestino, en nuestras mucosas genitales y en la piel, entre otros. Se caracterizan por la fermentación láctica, es decir, transforman la lactosa en ácido láctico y CO2. Por eso también es una de las bacterias que se utilizan para fabricar yogur y otros fermentos.


Bifidobacterias

Las bifidobacterias tienen una característica forma en YSe encuentran principalmente formando parte de la microbiota intestinal y bucal.Se consideran muy beneficiosas, sobre todo en los niños. Se calcula que, en los bebés sanos alimentados con leche materna, hasta el 95% de su microbiota intestinal está formada por bifidobacterias. 
 

Escherichiacoli

La E. coli es una de las bacterias más conocidas, especialmente en el mundo científico, ya que se utiliza en investigación como organismo modelo. También es una de las habituales en nuestro intestino, con importantes funciones, como la producción de vitamina K, vitamina esencial para que nuestro sistema de coagulación funcione correctamente.


Beneficios de la microbiota saludable

La microbiota de nuestro intestino, mucosas y nuestra piel tiene múltiples funciones para el organismo. Forma un verdadero ecosistema que, si se mantiene saludable, nos ayuda a mantenernos sanos a su vez. Además, interacciona de otras formas con nuestro cuerpo, por ejemplo, recientemente se ha descubierto que la microbiota intestinal incluso puede tener un papel en la regulación de nuestras emociones… ¡todavía queda mucho por aprender acerca de los microbios!


Estas son algunas de las funciones de la microbiota que son bien conocidas:

  • Protegen frente a la colonización por microorganismos patógenos, protegiéndonos de las infecciones.


  • Mantienen el sistema inmunitario activado y alerta para que nos defienda de las infecciones.

  • Regulan el metabolismo intestinal y el balance energético. Por ejemplo, se ha visto que algunas personas que sufren obesidadtienen un desequilibrio en la microbiota intestinal.


  • Participan en la digestión de los alimentos, particularmente de algunos nutrientes que no podemos absorber por nosotros mismos, como los ácidos grasos de cadena corta.


  • Producen vitaminas que absorbemos en nuestro intestino, como la vitamina K o la vitamina B12.


Cómo proteger a nuestros microorganismos beneficiosos

También es posible que la microbiota se desequilibre, es decir, decrece el número de microorganismos beneficiosos y aumenta el de posibles patógenos. Esto es lo que ocurre en muchas infecciones, por ejemplo, en algunas gastroenteritis o en infecciones vaginales.

Para prevenir y tratar estas alteraciones, podemos incluir probióticos y prebióticos en nuestro menú diario.

Alimentos probióticos

Los probióticos son alimentos o complementos alimenticios que contienen gran cantidad de bacterias beneficiosas, como los lactobacilos o las bifidobacterias, y en ocasiones otros microorganismos beneficiosos, como las levaduras.



Esta es una lista de algunos alimentos probióticos que contienen
microorganismos beneficiosos para nuestro cuerpo:

  • Yogur. Se trata del alimento probiótico más conocido. Según la cepa de bacterias utilizada en su fermentación, puede ser más rico en lactobacilos o en bifidobacterias.

  • Kéfir. El kéfir es una leche fermentada gracias a la acción de un hongo y una bacteria simbióticas, combinando la fermentación láctica y alcohólica en el proceso.

  • Kimchi. Se trata de una col fermentada de origen asiático con gran cantidad de bacterias beneficiosas de la familia de los bacilos.

  • Chucrut. El chucrut se obtiene también de la fermentación de la col, en este caso con lactobacilos. Su origen es europeo.

  • Miso o soja fermentada. El miso es una pasta que se obtiene de la fermentación de la soja mediante el uso del hongo koji, que favorece una microbiota intestinal saludable.

  • Kombucha. Se trata de un té fermentado mediante una mezcla de bacterias y levaduras similar a la del kéfir.

 


Alimentos prebióticos

Los prebióticos son alimentos con componentes beneficiosos para la microbiota. Los principales nutrientes con efecto prebiótico son los fructooligosacáridos y la inulina. Se trata de fibras solubles que llegan intactas al intestino para que las puedan fermentar las bacterias beneficiosas, nutriéndolas en el proceso. 

Los alimentos ricos en fructooligosacáridos e inulina son los espárragos, la cebolla, el ajo, los plátanos y la raíz de achicoria. Además, la leche materna es especialmente rica en estos nutrientes.