Roturas | Lesiones deportivas

Diferencia entre una contractura muscular y una rotura fibrilar


El deporte se ha convertido en una parte fundamental de la vida de muchas personas. Sus múltiples beneficios, a nivel físico y mental, son bien conocidos por todos. Por eso, cada vez son más las personas que practican algún tipo deporte de forma regular, manteniendo así una vida activa y sana.




Persona haciendo deporte se lesiona en el gemelo

Sin embargola práctica de ejercicio físico también va asociada a lesiones deportivas. En este post, hablamos de dos de las lesiones más comunes: la contractura muscular y la rotura fibrilar.


La contractura muscular, tal y como indica su nombre, es una contracción involuntaria del músculo que produce inflamación y rigidez del mismo. En cambio, la rotura fibrilar es una lesión más grave donde se produce una rotura del tejido muscular. La principal diferencia, por tanto, entre ambas lesiones deportivas, es el hecho de que se produzca o no una rotura o discontinuidad del músculo. 


A continuación, te explicamos los síntomas y tratamientos de cada una de ellas.

 

Contractura muscular

La contractura aparece repentinamente tras un sobreesfuerzo o una actividad demasiado intensa, debido a la tensión excesiva de un músculo o grupo de fibras musculares. 

 

Normalmente, se manifiesta con un abultamiento en la zona muscular afectada, acompañado de dolor, rigidez y resistencia a la movilización

 

Causas de las contracturas

Las contracturas son muy frecuentes en la práctica deportiva, siendo más comunes en personas poco habituadas al esfuerzo muscular o físico.


Sus principales causas son:  

  • Frío

  • Tensión debida a estrés emocional. 

  • Sobreesfuerzo

  • Deshidratación, por falta de agua, electrolitos (sodio, magnesio, potasio), o glucosa. 

  • Traumatismos o choques externos (contracturas traumáticas).

  • Como consecuencia de una lesión. El músculo se contrae para proteger la zona lesionada y favorecer así su recuperación, es lo que se denomina contractura residual.  

  • Pérdida de elasticidad en músculos y articulaciones, asociada a la edad.


Tratamiento de las contracturas

Como en cualquier lesión deportiva, la prevención siempre es el mejor tratamiento. Por eso, previo a la realización de ejercicio físico se recomienda realizar un precalentamiento adecuado que ayude a estirar y preparar las diferentes zonas musculares que trabajarán durante la práctica deportiva. Este precalentamiento puede acompañarse de termoterapia aplicando a través de un masaje la crema efecto calor WarmCream de DermaPlast® ACTIVE que genera un calor intenso en la zona disminuyendo los espasmos musculares y la rigidez muscular, antes de comenzar con el ejercicio físico. 


Si
aun así aparece la lesión es
recomendable

  • Realizar reposo para ayudar a la relajación y recuperación muscular.

  • Aplicar termoterapia después de 48-72 horas de la contractura. Su efecto analgésico y relajante ayuda a disminuir la rigidez muscular y articular, así como aumenta la movilidad aliviando de manera rápida el dolor.  

  • En contracturas traumáticas, aquellas causadas por un golpe o traumatismo, también se recomienda la crioterapia durante las primeras 48-72 horas, por su efecto analgésico y antiinflamatorio.



DermaPlast
® ACTIVE Hot/Cold Bag es una compresa de gel indicada para terapias de frío y calor. Puede reutilizarse siempre que se necesite para aplicar tratamientos de termoterapia y crioterapia en la zona afectada. 


En el caso de que fuese necesario, también se puede complementar con un tratamiento farmacológico, consultando previamente con un especialista, basado en analgésicos para el dolor y antiinflamatorios para la inflamación secundaria de la contractura.  


 

Rotura fibrilar

La rotura fibrilar es una distensión o desgarro muscular grave. Supone la rotura de las fibras musculares por un estiramiento brusco y violento del músculo, generando su incapacidad funcional y un intenso dolor, así como una pérdida inmediata de la fuerza


Las roturas fibrilares suelen producirse muy cerca de la unión entre el músculo y el tendón, que es la región más débil de la cadena hueso-tendón-músculo



Causas de la rotura fibrilar

Estos son los principales factores que predisponen a la rotura fibrilar: 

  • Factores intrínsecos al individuo: sexo, factores genéticos, edad, composición corporal, estado general de salud, historial de lesiones. 

  • Factores extrínsecos: entrenamiento inadecuado, condiciones ambientales y psicológicas, hábitos tóxicos

  • Acontecimiento desencadenante: una aceleración brusca, sprint o cambio de ritmo. Algunas personas que han sufrido este episodio lo describen como una “pedrada”



Tratamiento de la rotura fibrilar

El tratamiento sigue el método RICE, por sus siglas en inglés correspondientes a: reposo - frío (ice), compresión - elevación


  • Reposo. Se debe cesar inmediatamente la actividad deportiva que haya generado la lesión.


  • Fríose recomienda aplicar frío de forma inmediata tras la distensión. Para ello, puedes utilizar DermaPlast® ACTIVE Instant Ice, una bolsa de frío instantáneo auto-activable, ideal para primeros auxilios que aplica frío de forma inmediata aliviando el dolor y con un efecto antiinflamatorio. Además, la crioterapia durante las primeras 48-72h proporcionará un efecto analgésico y antiinflamatorio. Se recomienda realizar masajes de frío con el Cool Gel de DermaPlast® ACTIVE, un gel efecto frío especial para enfriar y aliviar el dolor de zonas afectadas tras el ejercicio físico o para contusiones como hematomas o roturas fibrilares. La combinación de frío por contacto y masaje en la zona con frío ayuda a la relajación y recuperación muscular.


  • Compresión ligera en la zona de la lesión, mediante un vendaje neuromuscular con Kinesiology de DermaPlast® ACTIVE. Se trata de un tipo de vendaje que permite la movilidad de la zona afectada ofreciendo estabilidad muscular y articular, así como mejorando la contracción y circulación del músculo debilitado, favoreciendo el proceso de recuperación. 


  • Elevación del miembro y zona afectada por encima del nivel del corazón, para reducir la inflamación y el dolor. 



Hay que tener en cuenta que
la capacidad regeneradora del músculo disminuye con la edad. Debemos tener paciencia, puesto que recuperarse de una lesión requiere tiempo. Y, es importante que, cuando vuelvas al deporte lo hagas de forma progresiva
  



Estos productos cumplen con la legislación de productos sanitarios.


WarmCream de DermaPlast® ACTIVE es un producto cosmético.