Musculares | Lesiones deportivas

Contusiones y primeros auxilios en lesiones deportivas

Las lesiones deportivas, como las contusiones, son

comunes durante el deporte. Existen unas indicaciones de primeros auxilios en

lesiones deportivas para saber cómo tratarlas

Primeros auxilios en lesiones deportivas

Contusiones y primeros auxilios en lesiones deportivas


Cuando practicamos deporte corremos el riesgo de sufrir algún tipo de lesión deportiva, como las contusiones. Ante estas, es importante saber qué medidas debemos tomar y cuáles no. Por eso, a continuación, explicamos qué tipos de lesiones se pueden padecer y cuáles serían los primeros auxilios que se deben realizar ante las lesiones deportivas.


 

¿Qué es una lesión deportiva?

Llamamos lesión deportiva a aquella que ocurre durante la realización de algún deporte o ejercicio, como contusiones, esguinces o fracturas.

Podemos diferenciar entre dos tipos de lesiones, principalmente según la forma en la que se produce:

  • Lesión aguda:aquella que ocurre de forma repentina.

  • Lesión crónica: se relacionan con el uso continuado y excesivo de la zona lesionada, por lo que se desarrollan de forma gradual con el tiempo.


Y podemos diferenciar en otros tipos según la zona afectada:


  • Lesiones musculares: como los desgarros musculares.

  • Lesiones articulares u óseas: como esguinces o fracturas de hueso.

  • Lesiones cutáneas: como ampollas o contusiones.


Dentro de las lesiones deportivas, destacamos las siguientes:


Contusiones


Una contusión deportiva es lo que comúnmente conocemos como “moretón”. Aparecen cuando se produce un golpe debido a una caída o cualquier otro impacto sobre el cuerpo, sin que lleguen a aparecer heridas abiertas. Los síntomas más comunes son dolor en la zona golpeada, inflamación y hematoma, que se produce debido a la rotura de vasos sanguíneos pequeños.



Esguinces


Los esguinces son otras de las lesiones deportivas más comunes. Ocurre cuando hay una distensión violenta de los ligamentos y se produce o bien una deformación o bien una rotura de los mismos. Los ligamentos son fibras flexibles que sostienen los huesos. Cuando estos se estiran demasiado, es cuando se puede presentar esa deformación o ruptura. Entonces, la articulación duele y se crea una inflamación.



Desgarros musculares

Los desgarros musculares se producen cuando se rompen las fibras que componen el músculo. Producen un dolor muy intenso y repentino, por lo que la persona que está realizando la actividad física tiene que suspenderla al momento. Generalmente se producen al haberse producido una contracción muy rápida y fuerte del músculo.



Fractura de hueso

Las fracturas de huesos también se pueden producir mientras se practica algún ejercicio o actividad física, sobre todo en aquellos en los que es más probable sufrir caídas, como el patinaje o el hockey.

Dislocaciones

Las dislocaciones son lesiones en las articulaciones en las que los extremos de los huesos se salen de su posición. Las principales causas suelen ser caídas o golpes. Las zonas más propensas a sufrir dislocaciones son los hombros, codos o, incluso, los dedos de las manos.


Primeros auxilios en caso de lesión deportiva 

Los primeros auxilios son las medidas que se toman en el momento inicial de la lesión hasta que aparece la ayuda sanitaria y prescribe el tratamiento más adecuado según el tipo de lesión deportiva que se haya producido.



En el caso de las lesiones deportivas, habría que seguir el siguiente procedimiento:

  • Reposo de la zona afectada para estabilizar la lesión.

  • Aplicación de hielo. El hielo tiene efecto antiinflamatorio y también actúa como analgésico, así que es recomendable aplicar hielo sobre la lesión. Nunca directamente sobre la piel. Es mejor hacerlo con un paño que recubra el hielo o bien con compresas frías. También recomendamos algunos productos de DermaPlast® ACTIVE para aliviar el dolor a través del efecto frío: Cool Gel, Instant Ice o bolsa de frío calor.

  • Elevar levemente la parte del cuerpo afectada también puede resultar útil. Solo en los casos en los que sea posible y no se intensifique el dolor, como podría ocurrir en una dislocación. La elevación de la parte del cuerpo afectada puede ayudar a reducir la inflamación.



Qué no hacer en caso de lesión deportiva


En las lesiones deportivas hay algunas actuaciones que se deben evitar para no empeorar la situación.


Entre ellas destacamos:

  • No aplicar calor en las primeras horas: El calor puede aliviar el dolor inicialmente, sin embargo, también hace que aumente el flujo de líquidos, lo que podría empeorar la inflamación.
  • No mover la extremidad afectada: Por ejemplo, si ha habido una fractura o una dislocación, podrían empeorarse.


Si quieres conocer más sobre tratamientos y recuperación de lesiones deportivas, puedes visitar la página de DermaPlast®  Active. 


Estos productos cumplen con la legislación de productos sanitarios.
Dermaplast Active Cool Gel es un producto cosmético.