Soluciones | Incontinencia urinaria

¿Hay medicación para aliviar los síntomas de la incontinencia?


Aunque la medicina avanza constantemente, actualmente no existe ningún medicamento que pueda curar completamente la incontinencia.


Sin embargo, los síntomas de la incontinencia de esfuerzo leve y, sobre todo, de la incontinencia de urgencia, pueden aliviarse con ciertos medicamentos, tanto en mujeres como en hombres.

Mujer pide consejo farmacéutico

La terapia difiere según la causa de la incontinencia

Dado que existen diferentes formas de incontinencia urinaria, cada una de ellas debida a diferentes causas físicas (como el embarazo o los cambios hormonales de la menopausia o, en el caso de los hombres, un agrandamiento de la próstata) y enfermedades subyacentes, los medicamentos para la incontinencia urinaria que pueden considerarse para el tratamiento también difieren.


Por ello, es importante que un médico de confianza aclare las posibles causas de la incontinencia. Si es necesario, también se pueden considerar alternativas al tratamiento farmacológico.


 

Sustancias activas y grupos de fármacos importantes

El médico dispone de diferentes fármacos para los distintos tipos y grados de gravedad de la incontinencia urinaria:

  • El tratamiento estándar más común para la incontinencia de urgencia provocada por la vejiga hiperactiva (VHA) es el uso de anticolinérgicos como la oxibutinina, la tolterodina, la propiverina o el cloruro de trospio (1). Los anticolinérgicos reducen la hiperactividad del músculo de la vejiga al cabo de unas semanas, lo que conlleva una mejora y control de las ganas constantes de orinar durante el día y la noche. Entre sus efectos secundarios se pueden incluir sequedad de boca, alteraciones visuales, náuseas, palpitaciones o estreñimiento.
  • Los antibióticos se utilizan para curar las infecciones del tracto urinario o de la vejiga. Si se elimina la irritación causada por la infección, los síntomas de la incontinencia urinaria también pueden mejorar, por ejemplo, el malestar de las ganas de orinar en el caso de una vejiga hiperactiva.
  • En caso de efectos secundarios o de un efecto insuficiente de los anticolinérgicos, también se utiliza desde hace algunos años el principio activo mirabegrón. Es uno de los medicamentos más nuevos contra la incontinencia. Se puede esperar un efecto después de unas 12 semanas con relativamente pocos efectos secundarios para los afectados. También es posible el uso combinado con un anticolinérgico.

También hay algunos remedios herbales que pueden aliviar los síntomas de la incontinencia urinaria existente. Suelen ser de venta libre. Sin embargo, es importante que pidas consejo a tu médico o farmacéutico para evitar posibles interacciones de dicho tratamiento no farmacológico con otros medicamentos para la incontinencia urinaria.

 

¿Cómo funcionan los anticolinérgicos para la incontinencia de urgencia?

Nuestros nervios transmiten señales que informan al cerebro del aumento del llenado de la vejiga y de las ganas de orinar. Cuando estas señales viajan desde el cerebro hasta la vejiga, liberan el neurotransmisor acetilcolina en las terminaciones nerviosas. Esta sustancia se desplaza a determinadas zonas de la pared de las células musculares que componen la vejiga. Allí, la acetilcolina se une a los llamados receptores, es decir, la acetilcolina encaja como una llave en el ojo de una cerradura. Esta conexión hace que las células musculares se contraigan. Si esto ocurre en todo el músculo de la vejiga, se produce la micción.


Un determinado grupo de fármacos -los anticolinérgicos- actúan encajándose en la pared de las células musculares. De este modo, bloquean los receptores y la acetilcolina liberada por el cuerpo ya no puede actuar. La capacidad de contracción de la vejiga disminuye y el tiempo entre micciones aumenta por lo que síntomas de incontinencia urinaria disminuyen.


 

Efectos secundarios de los medicamentos para la incontinencia urinaria

Básicamente, hay que tener en cuenta que todos los medicamentos en cuestión tienen efectos secundarios. Para mantenerlas al mínimo, es muy importante la dosis individual correcta, por lo que debes consultarlo con un médico.


El problema de los efectos secundarios afecta sobre todo a las personas mayores que padecen varias enfermedades al mismo tiempo, la llamada pluripatología. Si hay que tomar diferentes medicamentos, puede haber solapamientos arriesgados de los principios activos, incluso con los remedios a base de plantas. Por lo tanto, la automedicación debe evitarse, en cualquier caso.

 

Medicina efectiva sin efectos secundarios: entrenamiento del suelo pélvico

Como alternativa o complemento al tratamiento con medicamentos de la incontinencia, el entrenamiento regular del suelo pélvico puede aliviar los síntomas de la incontinencia urinaria existente. El entrenamiento del suelo pélvico es especialmente prometedor cuando se diagnostica incontinencia de esfuerzo. Esto se debe a que el suelo pélvico es un músculo que, como muchos otros de nuestro cuerpo, puede entrenarse específicamente. Un suelo pélvico fuerte también puede retener mejor la orina durante el esfuerzo físico (de ahí el término "incontinencia de esfuerzo"), como al estornudar o toser.


Dado que incluso unos pocos minutos de entrenamiento diario pueden ayudar, deberías integrar el entrenamiento del suelo pélvico en tu rutina diaria de ejercicio. Sin embargo, es importante aprender bajo la supervisión de un profesional, sobre todo al principio.


 


Fuentes:


1 https://www.dr-nabielek.de/gynaekologie/gutartige-erkrankungen/harninkontinenz