Sobre incontinencia | Incontinencia urinaria

¿Por qué se produce la enuresis nocturna?

Qué es la enuresis nocturna, por qué se produce y cómo puede tratarse.

Causas de la enuresis nocturna en personas adultas

Causas de la enuresis en adultos

Cuando estamos dormidos y nos entran ganas de orinar, el estímulo que sentimos suele ser suficiente para despertarnos e ir al baño para vaciar la vejiga, evitando sufrir pérdidas. Sin embargo, no todas las personas reciben este estímulo. El motivo por el que algunos adultos se orinan en la cama durante el sueño puede tener varias causas.

¿Qué significa enuresis nocturna?

Incontinencia nocturna, enuresis en adultos o incontinencia urinaria nocturna, todos estos términos se utilizan como sinónimos de enuresis nocturna.


Las pérdidas involuntarias de orina durante el día -es decir, cuando se está despierto- se denominan incontinencia urinaria según la definición de la Sociedad Internacional de Continencia (ICS). Si esta micción involuntaria se produce durante el sueño, es decir, sobre todo por la noche, los expertos la denominan enuresis o enuresis nocturna.


La enuresis no sólo se da en niños y adolescentes; muchas mujeres y hombres adultos también han experimentado el vaciado incontrolado de la vejiga durante el sueño. Sin embargo, cualquier persona que "moje la cama" de adulto no es inmediatamente incontinente. La micción ocasional e incontrolada durante el sueño no es motivo de preocupación, ya que, desde el punto de vista médico, la enuresis sólo se diagnostica en personas mayores de 5 años si la enuresis nocturna se produce dos veces al mes durante al menos un periodo de tres meses- o dicho de forma sencilla: las pérdidas regulares de orina durante el sueño indican enuresis.                  


Nocturia: las ganas constantes de orinar por la noche no son incontinencia urinaria


Si experimentas interrupciones regulares y frecuentes del sueño debido a un aumento de las ganas de orinar, esto se denomina nocturia o nicturia. Al no haber pérdidas involuntarias de orina, la nicturia no se considera una forma de incontinencia. Sin embargo, es una de las causas más comunes de los trastornos del sueño.

¿Cuáles son las causas de la enuresis?

Determinar las causas exactas de la enuresis en la edad adulta puede ser extremadamente difícil, ya que la enuresis es un concomitante de una condición médica subyacente. Las razones van desde la predisposición genética hasta las condiciones médicas. La psique también puede desempeñar un papel importante en la enuresis del adulto.


Las posibles causas son:


Inhibición de la producción de la hormona antidiurética (ADH)

La hormona ADH se produce más por la noche y envía señales al cuerpo para reducir la producción de orina. Si esto no ocurre, la orina se produce con la misma rapidez durante la noche que durante el día. Esto puede provocar el desbordamiento de la vejiga y también desencadenar una micción incontrolada.


Vejiga Hiperactiva


La vejiga hiperactiva se caracteriza por una necesidad excesiva de orinar, que es difícil de reprimir. Mientras que muchas personas afectadas pueden controlar este impulso durante el día, por la noche son incapaces de controlarlo conscientemente, lo que provoca pérdidas de orina involuntarias.


Predisposición genética

Los factores genéticos también influyen. Muchos incontinentes nocturnos tienen antecedentes familiares de enuresis; los parientes cercanos o los padres de la persona afectada suelen mostrar síntomas similares.

Trastornos del sueño

Los incontinentes nocturnos suelen tener un "sueño profundo". La disminución de la conciencia respecto a la necesidad de orinar durante el sueño profundo puede provocar un vaciado incontrolado de la vejiga.


Estrés mental

El estado mental también desempeña un papel importante. El aumento del estrés, las dificultades sociales, la posible ansiedad y los traumas pueden provocar síntomas de enuresis.


Consumo excesivo de alcohol

Las personas que consumen cantidades excesivas de alcohol no se despertarán por las fuertes ganas de orinar o por las pérdidas de orina, ya que su sueño se asemeja más a un estado comatoso. Por lo general, el alcohol no se recomienda para la incontinencia, porque las bebidas alcohólicas encabezan la lista de alimentos y líquidos diuréticos.


Condiciones subyacentes

Las condiciones subyacentes que pueden conducir a la enuresis incluyen:


  • Cálculos urinarios

  • Apnea obstructiva del sueño

  • Agrandamiento de la próstata

  • Anomalías anatómicas

  • Diabetes tipo I y tipo II

  • Infección del tracto urinario (ITU)

Diagnóstico y tratamiento de la enuresis

Para el tratamiento de la enuresis, debido a estas diferentes causas, es importante en un primer paso averiguar, junto con tu médico de confianza, dónde se encuentra el trastorno.  Sólo con un diagnóstico correcto la terapia puede adaptarse a tus necesidades individuales y tener éxito.

El médico puede hacer un diagnóstico de las causas en la primera consulta, aunque también hay otros métodos complementarios a este diagnóstico:

-Historial clínico: El especialista encargado realiza una historia clínica de la persona afectada. También se realizan exámenes para detectar posibles causas psicológicas


-Diario de la vejiga: El médico que te atiende suele aconsejar que lleves un diario de la vejiga o de las micciones (diario de ir al baño y de beber). Este es un primer paso para saber cuándo y cuánta orina se pierde realmente


-Las exploraciones básicas incluyen exámenes físicos, muestras de orina y ecografías


-Otros exámenes incluyen la medición del flujo de orina (uroflujometría). Se trata de medir la cantidad de orina excretada por segundo para, a continuación, comprobar la cantidad de orina que queda en la vejiga (determinación de la orina residual).


En función de los resultados, el médico responsable dispone de las siguientes opciones de tratamiento:

 

-Entrenamiento de la vejiga para controlar mejor la enuresis nocturna (uroterapia).
-Entrenamiento del suelo pélvico para fortalecer estos músculos.
-Electroestimulación y biorretroalimentación.


 

¿Qué productos existen para la incontinencia nocturna?

Los productos para la incontinencia nocturna pueden proporcionarte un sueño tranquilo y seco. Hay que tener en cuenta que un producto para la incontinencia debe tener varias características especiales, sobre todo para la noche:

 

Posición del cuerpo

Durante el día, la mayoría de las veces estamos en posición vertical o sentados, mientras que en la cama dormimos en posición horizontal, lo que dificulta la absorción de la orina.  Por lo tanto, los dispositivos de ayuda a la incontinencia para la noche deben garantizar que no se produzcan fugas de orina por los lados. Esto se consigue mediante una buena protección contra las fugas y una rápida absorción.

Lo ideal es que los materiales utilizados sean blandos, dado que estamos tumbados sobre el producto toda la noche, así que los materiales con acabados más ásperos pueden afectar considerablemente a la comodidad.


No hay ropa de apoyo

Nuestra ropa de día no es la misma que la de noche. Cuando salimos a trabajar o a comprar, los absorbentes para la incontinencia suelen estar sujetos por una tira adhesiva en la ropa interior y los pantalones ofrecen una sujeción de apoyo por su tejido más grueso y firme.

Sin embargo, esto no ocurre al dormir, cuando se lleva un pijama o solo la ropa interior. Por ello, el producto utilizado debe garantizar que no se deslice al girar y moverse durante el sueño.


Tiempo de uso

Otra diferencia es el tiempo de uso del producto. Durante el día, los pacientes pueden cambiarse los absorbentes para la incontinencia en cualquier momento; por la noche, en cambio, los productos para la incontinencia no suelen cambiarse.

Por tanto, el producto debe ser capaz de soportar una o varias micciones sin que se produzcan fugas ni tengamos sensación de humedad.

El producto de incontinencia adecuado para la noche


Teniendo en cuenta estas características especiales que requieren los productos para la noche, nuestra recomendación para la enuresis nocturna son los absorbentes Lindor®, que incorporan materiales de alta calidad, fibras que ayudan a mantener el pH natural de la piel, además de contar con tecnologías exclusivas como un núcleo absorbente de triple capa para una protección total y un secado rápido.

Recomendamos Lindor® Lady Maxi Noche 6 gotas, en el caso de que las pérdidas sean severas. Pero si lo que tienes son pérdidas ligeras a lo largo de la noche, cualquier producto de la gama Lindor® Lady puede adaptarse a ti. Puedes encontrar el absorbente más adecuado siguiendo el sistema de gotas.

Lindor® Men 5 gotas proporciona una protección total frente a la incontinencia severa durante el día, y también en posiciones acostadas para las pérdidas nocturnas. Al igual que ocurre con la gama Lady, si lo que tienes son pequeñas pérdidas a lo largo de la noche, puedes encontrar el absorbente más adecuado para ti siguiendo el sistema de gotas.


Recuerda que en nuestra web puedes encontrar los absorbentes para mujeres Lindor Lady y los absorbentes masculinos Lindor Men para pérdidas de orina que pueden ayudar en casos de enuresis en adultos.